Páginas

jueves, 10 de febrero de 2022

TODOS LOS DEMONIOS, de Luis Roso

 



Érase una vez un libro escrito por un joven cacereño que compagina la literatura con su otra vocación: la de profesor de secundaria y que con poco más de treinta años ya cuenta con cuatro libros en su haber. Debutó en el mundo literario en 2016 con Aguacero, primer libro de la serie del Inspector Trevejo. Posteriormente publicaría el segundo: Primavera cruel, para luego darse un descanso y abordar otra trama completamente diferente con Durante la nevada, publicado en 2020. Hoy os hablaré del tercero de la serie, Todos los demonios, que se puede leer sin necesidad de conocer las historias anteriores, porque todas ellas son autoconclusivas.

Érase una vez un libro de esos que se te escurren entre las manos como gotas de lluvia, de los que no te dan tregua, de los que parten con un planteamiento sencillo: un asesinato y su consiguiente investigación, para complicarse en unas horas con otro, esta vez doble, en otra ubicación diferente, pero que guardan un extraño vínculo para complicarse más y más a medida que pasamos páginas. De esos que te dejan exhausto, que te llevan por mil vericuetos, que te hacen dudar de todo y de todos.

Érase una vez un libro con un protagonista de los que te hacen quitarte el sombrero: el inspector Ernesto Trevejo. Todavía joven aunque él no lo crea tanto, es inteligente, astuto  atrevido. Está encantado de conocerse, no en vano  es el detective estrella de la policía nacional, porque sabe bregar contra los elementos, aunque prefiera los delincuentes comunes a otros con los que ahora le ha tocado “en suerte” tratar, más acostumbrados a llevar la esvástica en la cartera, la cruz de David en la solapa o sean asalariados del tío Sam. Claro que a un buen protagonista, le acompañan secundarios de excepción, como es el caso de John y Mary Clarke, imprescindibles para que la historia funcione y mucho más.

Érase una vez un libro con una trama envolvente, de esas que te engancha a la historia y no puedes parar de leer. Una historia que transcurre en el verano de 1960 en aquel Madrid difícil a efectos políticos en el que el Gobierno franquista pretendía abrirse al mundo, tras un largo período de aislamiento. Sin embargo, aquello solo era un espejismo en una ciudad atrapada en una suerte de camarote de los Marx tomada por espías de todas las nacionalidades posibles. Y en el eje del problema, se produce un asesinato para complicarlo todo más. Un asesinato que lleva otros dos asesinatos más y que darán origen a una intriga espectacular que viaja a caballo entre distintas localidades para llegar a nuestro país vecino. Una trama que bien podría considerarse un puzle en el que no serán pocas las veces que dudes en que el autor sea capaz de resolverlo, pero que basta con llegar al desenlace para descubrir cuanta genialidad se esconde detrás de una pluma magnífica, como la que derrocha Luis Roso en cada párrafo.

Érase una vez un libro donde nadie es lo que parece, pero totalmente recomendable por todos estos motivos y muchos más.

 


11 comentarios:

  1. Hola 😘😘
    Ha sido una lectura que he disfrutado por partida doble: por un lado por la ambientación y los detalles sobre arte y por otro, por la investigación que se enreda cada vez más.
    Ha sido estupendo volver a compartir lectura con vosotras.
    Besos 😘

    ResponderEliminar
  2. Érase una vez una buena lectura conjunta que nos ha permitido conocer más una parte de nuestra historia muy interesante, con una gran ambientación.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Coincido contigo, un personaje, Trevejo, sensacional y una ambientación perfecta. Ha sido un placer volver a compartir lectura. Y me encanta tu reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. En serio Sandra, reitero que me encanta esa manera tuya de empezar los párrafos con el "érase una vez"... dan un aire poético a toda reseña. incluso a esta que es puro negro y deja poco espacio a la lírica. Buena reseña y gran lectura conjunta. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. A mi la ambientación me ha encantado me ha hecho engancharme a la historia
    Ha sido mi primer acercamiento a Trevejo y me ha gustado

    ResponderEliminar
  6. Una reseña original para un libro magnífico. Seguiremos disfrutando de más lecturas. Y si Trevejo está encantado de conocerse a sí mismo. Le gustan las faldas más que a un niño un caramelo y la trama es envolvente. Se puede pedir más?

    ResponderEliminar
  7. Ha resultado ser una buena lectura y un placer haberla compartido con todo el grupo. No había tenido oportunidad de leer las historias protagonizadas por Trevejo (a Luis cómo autor sí), y me han dado ganas de adelantar la lectura de sus dos títulos anteriores, pendientes en mi estantería. Me encanta la forma de introducir tus ideas en las reseñas que haces, resulta muy original.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. A mí también me ha parecido una trama envolvente, con mucho recorrido y con una tensión difícil de superar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Hola Sandra, me ha encantado tu reseña, entre otras cosas porque coincido contigo en todas tus apreciaciones. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Jope que Interesante lo has puesto. Con lo que me gusta a mí este género. Tiene muy buena pinta y no lo conocía. Tomo nota �� Clara Gardó

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! La verdad que suena muy interesante pero no es el tipo de lectura que suelo elegir. Me alegro que hayan disfrutado la lectura conjunta.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

TODOS LOS DEMONIOS, de Luis Roso

  Érase una vez un libro escrito por un joven cacereño que compagina la literatura con su otra vocación: la de profesor de secundaria y que ...